LOS REYES MAGOS: LOS ASTRÓLOGOS MAS FAMOSOS DE TODOS LOS TIEMPOS

Los Reyes Magos de Oriente es el nombre por el que la tradición cristiana denomina a los «magos» —denominación que recibían los sacerdotes eruditos en el Antiguo Oriente que, tras el nacimiento de Jesús de Nazareth, acudieron desde Oriente para rendirle homenaje y entregarle regalos de gran riqueza simbólica: oro, incienso y mirra.

En los evangelios canónicos solo el Evangelio de Mateo habla de estos «magos», sin precisar sus nombres, ni que fuesen reyes, ni que fueran tres. Fue en el siglo III cuando se estableció que pudieran ser reyes. La primera vez que surge el nombre con que hoy conocemos a los Reyes Magos es en la iglesia de San Apolinar Nuovo, en Rávena, Italia. El friso de la imagen está decorado con mosaicos de mediados del siglo VI que representan la procesión de las Vírgenes. Esta procesión está conducida por tres personajes vestidos a la moda persa y encima de sus cabezas se pueden leer tres nombres, Gaspar, Melchior, Balthassar…


Mosaico de San Apolinar Nuovo (Rávena, Italia)

La palabra «mago», proviene del persa ma-gu-u-sha, que significa sacerdote. Llegó al griego como μαγός (magós, plural: μαγοι, magoi), refiriéndose a una casta de sacerdotes persas o babilonios, que estudiaban las estrellas y eran astrólogos. Del griego pasó al latín como magus, plural magi, /mágui/ de donde llegó al español mago.

La figura católica de los Reyes Magos tiene su origen en los relatos del nacimiento de Jesús, que fueron integrados al Nuevo Testamento de la Biblia. Concretamente el Evangelio de Mateo es la única fuente bíblica que menciona a unos magos quienes, tras seguir una estrella la cual los condujo hasta Belén (de ahí el nombre de estrella de Belén), buscan al «rey de los judíos que ha nacido» en Jerusalén, y a quien presentan ofrendas de oro (representando su naturaleza real, como presente conferido a los reyes), incienso (que representa su naturaleza divina, empleado en el culto) y mirra (un compuesto embalsamador para los muertos, representando el sufrimiento y muerte futura de Jesús).

Antes de llegar, visitaron al rey Herodes en la ciudad de Jerusalén, a quien interrogaron por el nacimiento del «Rey de los Judíos». El monarca, después de consultar a los escribas versados en la Biblia, les aseguró que el niño debía nacer en la pequeña ciudad de Belén, como establecía la profecía de Miqueas. Agregó, astutamente que, de regreso, hablaran con él para darle noticia del sitio exacto donde se encontraba dicho niño y así poder ir él también a adorarle. En realidad, según el relato bíblico, su intención era darle muerte.En Belén, los magos volvieron a ver la estrella, hallaron a Jesús recién nacido y lo adoraron.Al regreso, advertidos los magos por un sueño de las intenciones del rey, no volvieron a Jerusalén. Herodes, entonces, ordenó dar muerte a todos los niños menores de dos años residentes en Belén, episodio conocido como la matanza de los inocentes. Un nuevo mensaje celestial, advirtió a José de la amenaza y éste huyó a Egipto llevando a María y a Jesús.

En España a partir del siglo XIX se inició la tradición de convertir la noche de Reyes en una fiesta infantil con regalos para los niños. Fue en 1866 cuando se celebró la primera cabalgata de Reyes Magos en Alcoy, tradición que se extendió al resto del país y posteriormente a los países de cultura hispana. También es tradición que la noche del 5 de enero los niños dejen sus zapatos en algún lugar de la casa, junto a la puerta, en una ventana y al día siguiente se encuentran allí los regalos o, en el caso de haber sido malos, carbón en su lugar. Es típico desayunar el Roscón de Reyes para merendar o como postre, normalmente en familia. En España estos roscones suelen contener una figurilla, antiguamente un haba, popularmente conocida como «la sorpresa», y a quien le tocara en su trozo de roscón tenía que pagar este bollo.

 

4 comentarios en «LOS REYES MAGOS: LOS ASTRÓLOGOS MAS FAMOSOS DE TODOS LOS TIEMPOS»

  1. Excelente información , muchas gracias así conozco más de la historia de Jesús, sus Reyes magos , que he adorado desde niña, gracias a mi madre, gracias otra vez.

    Responder

Deja un comentario